Noticias

Las dos pasiones de Fernando López Arias

02/03/2016

(Eloi Aran) Nada más comenzar la lectura de "Espacio litúrgico. Teología y arquitectura cristiana en el siglo XX" (CPL 2016) me he encontrado identificado con un autor que, como yo mismo, tiene dos pasiones intelectuales: la arquitectura y la teología ( aunque él parte de la liturgia y yo lo miro más desde la teología sistemática o fundamental ... por no decir "pastoral"). Tanto ha sido así, que me he leído el libro de un tirón sin indigestiones problemáticas. Recuerdo a su autor, Fernando López Arias, en su participación en el III CIARC (Congreso Internacional de Arquitectura Religiosa Contemporánea) de Sevilla en 2013, donde habló de "El espacio litúrgico eventual: identidad y proyecto". Fue en su explicación, bajo la imagen de la misa de la JMJ en la playa de Copacabana, que tomé conciencia de la humildad del papel de la arquitectura sacra: la liturgia no necesita ante todo de un espacio arquitectónico o construido.

El libro es una muy buena reflexión de lo que ha ido pasando sobre arquitectura y teología a lo largo del siglo XX Hace un repaso bastante exhaustivo de las fuentes de información: desde el Movimiento litúrgico (con R. Guardini y R. Schwarz) hasta la recepción del Concilio Vaticano II a través de revistas y artículos especializados. Posteriormente presenta un estudio a fondo del espacio litúrgico en el pensamiento de Joseph Ratzinger y, a resultas del mismo, anota siete aspectos a tener en cuenta en el diseño y proyección de una iglesia católica. De estos aspectos hay uno que merece una mención especial porque es algo que el autor va repitiendo a lo largo de toda la obra: el espacio litúrgico no responde sólo al acto celebrativo eucarístico, sino que éste se prolonga en el tiempo y el espacio en la reserva del Santísimo, el cual no puede ser relegado a un espacio residual, lo que me ha dado que pensar en los proyectos que llevamos entre manos en el despacho T113-Taller de Arquitectura en estos momentos y de los que espero poder decir algo cuando sea el momento.

Si bien el autor del libro es un arquitecto, lo que se nota positivamente, creo que su aportación principal se hace desde el campo de la liturgia, del cuál es doctor. Aun así, no se trata de un libro que pueda ser extraño o pesado para un arquitecto que no esté acostumbrado al mundo de las letras. Siempre sería de agradecer que el libro fuera acompañado de ejemplos y planimetrías para hacerlo más atractivo, pero creo que no es la intencionalidad del autor presentar un muestrario de soluciones acertadas respecto al espacio litúrgico que pueden requerir los tiempos actuales. En resumen, se trata de un libro que va a las raíces del espacio litúrgico y que hay que tener en cuenta de cara a las concreciones que se piden a los técnicos.

PS: Por cierto, si a alguien le da pereza leer "Ámbitos de revelación", ha aparecido un artículo en la revista "Razón y Fe" que puede ser una buena condensación aquí.

Artículo de Eloi Aran (Catalunya Religió): "Las dos pasiones de Fernando López Arias"